La temperatura de 39.2°, volvió a mi cuerpo

Hoy ha sido un día muy tranquilo. De hecho gran parte del día me dediqué a buscar, comentar, entreterme en la red, fuera de trabajar un rato en lo que son mis ocupaciones en otro sitio y éste.

Es un día en que había cierto temor, porque a razíz de una reciente hospitalización, salí del Hospital con una dosis de 60 mgs de prednisona, un esterocorticoide, que me dan como resultado de la Celiaca Refractaria que padezco, independientemente de la dieta estricta sin gluten que sigo

Mis comidas, sin novedades. Un desayuno de una naranja, una ración de Sandia, un par de huevos revueltos con cebolla, un par de tortillas y un pedezao muy pequeño de Bizcocho Sin Gluten que yo mismo preparé.

A las 12.00 horas un Yakult y una péra, como colación, recomendada por los nutriologos, para que el estómago y los intestinos no trabajen sólo por más de tres horas.

La Prednisona tenía que bajarla a 20 mgs -la semana pasada la baje de 60 a 40 mg, sin problema alguno.

Hoy, como digo la bajé a 20 mg y ahí me quedo. Más abajo las cosas se van al desastre. ya lo he probado. Comienzan las diarreas, la deshidratación, la baja del potasio, la subida de la creatitina; se reduce el sodio, etc., etc., mal me pongo.

Pensé desde la mañana que habría cambios, porque llego al límite mínimo… y ya los hubo.

Comenzó el sueño, el cansancio, me dio sueño. De hecho me dormí por una hora después de comer.

Por cierto, mi comida: pepino, jicama y manzana, en pequeñas porciones a modo de ensalada; un plato de sopa de pasta Sin Gluten y una pechuga asada acompñada por verduras guisadas en salsa de jitomate, sin picantes y sin condimentos. Sólo sal.

Desperté a las 19.00 horas; me tomé un Yakult, y comí tres guayabas muy pequeñas. Mi colación vespertina.

Me puse a trabajar en la computadora. Vi televisión un rato y seguí. A las 22.00 horas bajé a cenar. Sólo tres quesadillas con verdurdas de las que guisé en la tarde para completar. Un vaso de 360 ml de agua de limón, sin azúcar y a seguirle. Ah y un pedazo del Bizcocho que apenas hice este viernes de plátano, riquísmo, por cierto.

Al estar frente a la computadora me sentí caliente. Saqué el termómetro y me medí la temperatura: 39.2°. estoy ardiendo y algo tendré que hacer. Trapos fríos, seguramente.

Ahora mi problema es el fin de semana, porque los doctores descansan. Esperaré hasta el lunes. Por lo pronto, a ver si la temperatura disminuye y puedo dormir. Si no mañana al hospital a una revisión, nuevamente.

Qué pasa señores. Hasta cuando me dejarán estos malestares.

Mañana nos leemos en un capítulo más de este Diario Celiaco

Anuncios
de Oscar Hernandez H Publicado en Sin categoría

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s