La Enfermedad Celiaca es una intolerancia grave

 

Sistema digestivo -medline plus-

 

Tratar de entender terminología médica resulta para todos los que no somos médicos muy complicado, por eso cuando me encuentro un texto explicado en lenguaje sencillo, claro y con vivencias personas transmitidas de manera amable, considero que todos debemos echarle un ojo, porque entonces despejamos muchas de las dudas que nos causan esas palabras científicas. Este es el caso del siguiente texto redactado por Laura Palomo González y que Sonia Gluten Free –así se identifica en la red- ha hecho de nuestro conocimiento sobre la Enfermedad Celiaca. En verdad, fácil de leer y entender:

Para todos aquellos que no sepáis muy bien qué significa ser celíaco, aquí hago una descripción de cómo cursa la enfermedad. Os agradecería unos minutos de vuestro tiempo, porque seguramente os topéis con personas con esta enfermedad a lo largo de vuestra vida y los que la padecemos agradecemos mucho encontrar a gente que entienda lo que nos pasa.

Hace poco, en una entrevista de trabajo, el entrevistador me pidió que quedara para comer con algunos miembros del equipo para conocer el funcionamiento del puesto que se me ofertaba. Cuando le dije que era celíaca se quedó con cara de pasmado, no tenía ni idea de lo que le estaba hablando. Me pareció entonces que sería bueno explicar a la gente con la que me relaciono, por lo menos, de qué va esto de ser celíaco, porque hay una gran desinformación y eso nos hace la vida complicada a los que padecemos la enfermedad.

Las personas que padecen de celiaquía sufren una intolerancia de por vida a una sustancia pegajosa que se haya en la mayoría de cereales y se llama GLUTEN.

El gluten es el mayor enemigo de los celíacos, porque no sólo aparece en los productos que se elaboran con cereales, sino en algunos que naturalmente están exentos de él (como chocolates, mermeladas, salsas etc.) debido a que durante la fabricación y envasado de dichos alimentos han caído partículas de otros que sí tienen gluten. A este fenómeno ( que es el que convierte en un suplicio la vida del celíaco) se le conoce como CONTAMINACIÓN CRUZADA.

La contaminación cruzada no sólo se da en productos envasados, sino también en la cocina de cualquier restaurante o familia. Es decir, en todas las cocinas en las que se cocine habitualmente con gluten.
Es de especial relevancia que entendáis que la celiaquía no es una alergia cualquiera, es una intolerancia grave que hace que mínimas (microscópicas a veces) cantidades de gluten dañen el intestino del enfermo ocasionando muchos problemas de salud leves y graves, incluso mortales.

El intestino delgado o duodeno está recubierto por unas fibras microscópicas a las que llamamos vellosidades intestinales (son como pelitos). Estos pelitos hacen un trabajo muy importante en el organismo pues son los encargados de absorber los nutrientes de los alimentos en el proceso digestivo. Hierro, fósforo, vitaminas, etc.

El gluten, al pasar por el intestino delgado de un celíaco daña esas vellosidades, atrofiándolas y en algunos casos haciéndolas desaparecer. ¿Qué ocurre entonces? Pues que el organismo del celíaco no absorbe los nutrientes, y empieza a sufrir carencias que en un principio causan anemias, mala absorción del calcio en los huesos, dolores de estómago, de cabeza, etc.

Ese consumo de gluten, a la larga, aún cuando lo que se consumen son cantidades minúsculas, comienza a dañar el organismo en general del enfermo, y con el tiempo empezará a desarrollar enfermedades graves, del tipo diabetes, tumores etc.

Los celíacos tenemos muchos alimentos que podemos tomar, como carne, pescado, marisco, verduras, frutas, tubérculos, legumbres, lácteos… pero sólo dos tipos de cereales: El maíz y el arroz.
El trigo, la avena, la cebada… y algunos más contienen gluten y están en nuestra lista de alimentos prohibidos.

El problema es que el trigo es un alimento que se encuentra en multitud de alimentos en el mercado, desde dulces (galletas, pasteles, postres) hasta uno de los más básicos y de consumo diario: el pan. También se utiliza el almidón de trigo como espesante en muchos preparados. Desde yogures con sabores, a embutidos, preparados cárnicos y una larga lista de productos.

Para saber qué alimentos podemos consumir y cuales no, los celíacos tenemos un libro en el que vienen listados de productos por marcas. Ej.:

-Chocolates valor:
-Paquete de 250 g. de chocolate con leche y almendras
-Paquete de 250 g. de chocolate puro.

Con ese libro nos orientamos a la hora de hacer la compra, y es de gran ayuda, porque a menudo el etiquetado de los productos no es correcto, y no podemos fiarnos.

¿Y qué hacemos cuando comemos en casa de alguien?

Pues o nos llevamos la comida de casa, o nos cercioramos de que todo se elabora con productos aptos para nosotros y lo más importante: sin contaminación cruzada.

Si una persona corta pan con un cuchillo, y luego con el mismo cuchillo (por poner un ejemplo) corta algo que el celíaco va a comer, esas minúsculas partículas de gluten se adhieren (recordad que es una sustancia pegajosa) al alimento y se alojan en el intestino del enfermo. Lo mismo si se remueve con la misma cuchara una cazuela en la que se cocina algo con gluten y una que cocine sin. Lo mismo si en una encimera hay restos de harina o migas de pan y preparas sobre ella la comida del celíaco. Cualquier mínima partícula se acumulará en cuerpo del celíaco y le dañará las vellosidades intestinales, haciéndo que se ponga enfermo o que, incluso sin síntomas, su intestino se vaya dañando hasta ocasionarle problemas serios.

Por eso es tan complicado comer fuera de casa. Porque tenemos que tener mil ojos. Y en un restaurante es peor, porque nunca sabemos hasta qué punto van a ser cuidadosos con nuestra comida, incluso en los restaurantes que se comprometen a cocinar para celíacos (firmando un acuerdo con la asociación) incluso ellos pueden equivocarse. Así que cada vez que se come fuera de casa, hay que ser muy cuidadoso y siempre sabiendo que te expones al riesgo de contaminarte.

Imaginaos que el gluten para nosotros es como el matarratas o el cianuro para una persona normal. Si de vez en cuando te caen partículas de veneno en la comida, (porque están en la encimera, porque algunas salsas llevan trazas, etc. ) poco a poco te irán dañando el organismo hasta hacerte enfermar.

Por eso, lo más importante es solidarizarse con el enfermo celíaco y nunca, nunca, llamarle exagerado, o decir que está obsesionado, ni cosas por el estilo, porque eso es sólo una muestra de la ignorancia que se tiene respecto de la enfermedad.

Dentro de los celíacos, también los hay ignorantes, que se saltan la dieta, o que no tienen cuidado con la contaminación cruzada. Eso les pasará factura, pero probablemente cuando lo haga ya será tarde.
Yo he sido diagnosticada de esta enfermedad hace poco más de un año. Tenía 21 años, y toda mi vida comí lo que quise y sin problemas de salud de ningún tipo. Mi médico me explicó que hace años, lo normal era nacer con la enfermedad, pero que hoy en día no paran de diagnosticarse personas que desarrollan la enfermedad de repente, y lo peor es que cada vez hay más y más casos. Mi médico dice que en su consulta ha llegado a diagnosticar a pacientes con más de 70 años. Y lo peor de todo es que más de la mi
tad de los celíacos están sin diagnosticar debido a que no tienen síntomas. Son los llamados celíacos asintomáticos.

A veces las personas mueren de un cáncer de colon o desarrollan una diabetes y no saben que el causante de todo ello era una celiaquía sin síntomas.

Bueno, si alguien se ha leído este rollazo que he soltado se lo agradezco, porque ha tenido mucha paciencia jajajaja pero también tiene un poco más de cultura general, y será agradable para los celíacos que se crucen con él ver que alguien conoce un poco lo que le pasa.

(Nota: el texto está tal cual, sin cambio alguno, por eso la redacción en Español de España, finalmente de allá son nuestras amigas celiacas)

Anuncios
de Oscar Hernandez H Publicado en Sin categoría

Un comentario el “La Enfermedad Celiaca es una intolerancia grave

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s