La dieta para los celíacos, un desafío

Las verduras

Quizá mucho hemos ya hablado de la dieta que debe seguir un celíaco. Hablar de ello de nuevo podría resultar ocioso si consideramos que los alimentos prohibidos y permitidos no varían en mucho. Pero hay quienes día con día se integran a este grupo de personas afectadas por la EC, que desconocen qué hacer frente a su diagnóstico. a las autoridades, legisladores y a medios de comunicación quizá también les interese conocer por qué quienes padecemos Enfermedad Celíaca demandamos su intervención.

De acuerdo con el National Institute on Diabetes and Digestive and Kidney Disease (NIDDKD) la dieta sin gluten requiere un enfoque completamente nuevo para comer.

Personas recién diagnosticadas y sus familias pueden encontrar grupos de apoyo útil, para aprender a adaptarse a una nueva forma de vida.

Las personas con enfermedad celiaca deben ser cautelosas acerca de lo que se compra para el almuerzo en la escuela o el trabajo, lo que compra en la tienda de comestibles, lo que comen en restaurantes o en otras partes, y el bocadillo que agarra. Comer puede ser un desafío.

En caso de duda acerca de un elemento de menú, una persona con enfermedad celiaca debe preguntar al camarero o cocinero acerca de los ingredientes y la preparación de los alimentos, o si un menú sin gluten está disponible.

El Gluten también se usa en algunos medicamentos. Las personas con enfermedad celiaca debe pedir a un farmacéutico si los medicamentos prescritos contienen trigo.

Dado que el gluten se utiliza a veces como un aditivo en productos inesperados, como el lápiz labial y la plastilina, deben leerse con cuidado las etiquetas de los productos; estos es muy importante. Si los ingredientes no figuran en la etiqueta, el fabricante debe proporcionar una lista a petición.

Con la práctica, la detección de gluten se convierte en segunda naturaleza.

Siempre de acuerdo con el National Institute on Diabetes and Digestive and Kidney Disease, una dieta libre de gluten significa no comer alimentos que contienen trigo, centeno y cebada. Los alimentos y productos elaborados a partir de estos granos debe ser evitado.

En otras palabras, una persona con enfermedad celiaca no deben comer más granos, pasta, cereales, y muchos alimentos procesados.

A pesar de estas restricciones, las personas con enfermedad celiaca puede comer una dieta bien balanceada con una variedad de alimentos.

Pueden utilizar la papa, arroz, soya, amaranto, quinua, trigo sarraceno, o la harina de frijol en lugar de harina de trigo. Se puede comprar pan sin gluten, pastas y otros productos de las tiendas que llevan los alimentos orgánicos, o pedidos de productos especiales de las empresas alimentarias.

Carne, pescado, arroz, frutas y verduras no contienen gluten, para que la gente con enfermedad celiaca puede comer estos alimentos.

En el pasado, a las personas con enfermedad celiaca no se le recomendaba comer avena. Nueva evidencia sugiere que la mayoría de las personas pueden comer pequeñas cantidades de avena, siempre que la avena no esté contaminada con gluten de trigo durante el proceso de empaquetamiento.

Las personas con enfermedad celiaca debe trabajar estrechamente con su equipo de atención médica para decidir si debe incluir la avena en su dieta.

Es aquí donde las autoridades deben poner atención, dado que etiquetar los productos significaría la protección de cientos de personas que padecemos la enfermedad celíaca y ello coadyuvaría a una mejor sociedad.

La protección de la salud, lo han dicho hasta la saciedad las autoridades, es un derecho de todo ciudadano, por ello insistimos en nuestra demanda de legislar por normas que obliguen a industriales y productores a etiquetar sus productos, porque en ello va la vida de los Celíacos de México, en nuestro caso y los del mundo a nivel internacional.

The Gluten-free Diet

A gluten-free diet means not eating foods that contain wheat, rye, and barley. The foods and products made from these grains should also be avoided. In other words, a person with celiac disease should not eat most grain, pasta, cereal, and many processed foods.

Despite these restrictions, people with celiac disease can eat a well-balanced diet with a variety of foods. They can use potato, rice, soy, amaranth, quinoa, buckwheat, or bean flour instead of wheat flour. They can buy gluten-free bread, pasta, and other products from stores that carry organic foods, or order products from special food companies. Gluten-free products are increasingly available from mainstream stores.

“Plain” meat, fish, rice, fruits, and vegetables do not contain gluten, so people with celiac disease can freely eat these foods. In the past, people with celiac disease were advised not to eat oats. New evidence suggests that most people can safely eat small amounts of oats, as long as the oats are not contaminated with wheat gluten during processing. People with celiac disease should work closely with their health care team when deciding whether to include oats in their diet. Examples of other foods that are safe to eat and those that are not are provided in the table.

The gluten-free diet requires a completely new approach to eating. Newly diagnosed people and their families may find support groups helpful as they learn to adjust to a new way of life. People with celiac disease must be cautious about what they buy for lunch at school or work, what they purchase at the grocery store, what they eat at restaurants or parties, and what they grab for a snack. Eating out can be a challenge. When in doubt about a menu item, a person with celiac disease should ask the waiter or chef about ingredients and preparation or if a gluten-free menu is available.

Gluten is also used in some medications. People with celiac disease should ask a pharmacist if prescribed medications contain wheat. Because gluten is sometimes used as an additive in unexpected products—such as lipstick and play dough—reading product labels is important. If the ingredients are not listed on the label, the manufacturer should provide a list upon request. With practice, screening for gluten becomes second nature.

Fuente: National Institute on Diabetes and Digestive and Kidney Disease

Anuncios
de Oscar Hernandez H Publicado en Sin categoría

Un comentario el “La dieta para los celíacos, un desafío

  1. Pingback: La dieta para los celíacos, un desafío | Celiacos de Mexico | Celiacos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s