¿Cuesta mucho trabajo hacer cosas como éstas?

image En verdad, no sé si es envidia, coraje o impotencia, pero cuando veo cosas como éstas me pregunto ¿cuesta mucho trabajo hacer a un lado intereses personales y unirse por un bien común? ¿Qué a los Celíacos de México de verdad no les interesa superar su condición de vida? ¿Puedes más el dinero que la vocación altruista? ¡Despertemos señores!, que sus hijos, en un futuro se los reprocharán. Argentina nos pone el ejemplo y si no vean la siguiente nota:

El ministro de Salud, Claudio Zin, y la diputada electa por la provincia de Buenos Aires, Nacha Guevara, manifestaron su compromiso de trabajar en acciones concretas para mejorar el acceso de pacientes celíacos a los alimentos que necesitan.

La decisión se tomó luego de un encuentro que mantuvieron con entidades de pacientes y padres de celíacos, personas que sufren una afección por la intolerancia de su organismo al gluten presente en el trigo, la cebada, el centeno y la avena.

En la reunión, estuvieron presentes representantes de la Asociación Celíaca Argentina y de la Asistencia al Celíaco de la Argentina (ACELA), quienes describieron algunos aspectos puntuales de la problemática social que plantea la enfermedad celíaca para las personas que la padecen.

La celiaquía afecta a una de cada cien personas (2.6 de cada 100 en México) y, sólo cuando reúne síntomas como desnutrición severa, diarrea y abdomen prominente es claramente detectable.

En buena parte de los casos no hay síntomas o bien las manifestaciones son otras enfermedades que suelen no asociarse con este mal, el más frecuente de los padecimientos genéticos. Sin embargo, el daño intestinal avanza y puede convertirse en un cáncer mortal.

No olvidemos además que los argentinos llevan una gran ventaja ya en sus gestiones frente al Congreso de su país. Ya aprobaron la iniciativa de Ley Celíaca en una de las cámaras legislativas, les falta una más, a lo que han dado en llamar la aprobación de Media Ley Celíaca. Se espera que en el siguiente periodos de sesiones hagan lo propio los senadores.

Eso es trabajar. Los argentinos lo han logrado a base de presionar, de reunirse, de manifestarse en las calles, de concentrarse frente al Congreso, de conformarse en un grupo serio y hacer aportaciones propositivas; de estar en permanente contacto con los medios de información y procurar publicación de artículos diversos, de lanzar convocatorias a todos los hermanos celíacos del mundo. No cerrando los ojos, ni volviéndose sordos ante los llamados; no peleando ni moviendo cosas que en nada ayudan; no mandando recetas de cocina ni buscando en el pasado.

Requerimos trabajar, apoyar el trabajo de quienes estamos involucrados con los legisladores, mandar cartas a la Presidencia de la República, al Secretario de Salud, a quienes son los responsables de dictar leyes y aprobarlas !Eso requerimos en México!

Bien por los celíacos argentinos. Es un buen ejemplo que deberíamos seguir en muchas partes del mundo. Ojalá esos ojos se abran, ojalá esos oídos escuchen, ojalá esos dedos se muevan en cosas más positivas, ojalá despierten, por su propio bien.

Un abrazo a todos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s