Excélsior abre su espacio a los Celíacos

Nota de Excélsior reducida Ante el retraso que me ha representado la “caída” de este sitio por espacio de tres días, me vi impedido a agradecer dos publicaciones más que nos han hecho favor de brindarnos a los Celíacos de México.

Primero que nada, quiero decirles que la gente de Excélsior, uno de los principales diarios de México, no dedicó la parte del Tema del Día, en la penúltima página de la primera sección, a los celíacos. Aunque dedicado a mi estado de salud en gran parte, nos ofrecen datos que merecen la atención de toda la sociedad, dado que México se sigue significando como uno de los países con mayor prevalencia de Enfermedad Celíaca entre su población.

Dos estudios dados a conocer en el blog y un artículo más reciente, donde participan tres especialistas mexicanos, uno de ellos colaborador de una institución de investigación  en Minessota, Estados Unidos, nos permiten conocer que estamos entre los cuatros principales países con esta tendencia, junto con Sahara, Finlandia y Gran Bretaña.

En México tenemos un potencial de que el 2.6 por ciento de la población se portadora de la Enfermedad Celíaca y ello debería ser de la atención de las autoridades mexicanas, pero ni así.

Por eso la importancia de que periódicos, como Excélsior, nos habrán las páginas de sus diarios y nos dejen entrar en el contexto informativo para que la sociedad se dé cuenta de la magnitud de esta situación y se pongan alertas.

Les dejo la nota completa de Excélsior:

El enemigo que se sienta a la mesa de sus víctimas

Jorge Grande

Uno de cada 150 mexicanos puede tener en la comida al causante de un padecimiento que puede ser mortal

Un padecimiento relativamente nuevo afecta a uno de cada 150 mexicanos y ellos no lo saben. Se trata de la enfermedad celíaca (también conocida como EC), la cual atrofia la vellosidad de los intestinos, impidiéndoles las absorción de los nutrientes que componen los alimentos.

Especialistas del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, Salvador Zubirán (INCMNSZ), calculan que unas 66 mil personas ya han sido diagnosticadas con esta enfermedad, cifra que apenas representa 10% de la población propensa a la enfermedad.

Este padecimiento se caracteriza por una inflamación crónica del intestino delgado, provocada por la intolerancia del organismo a una sustancia llamada gluten.

Ésta es una proteína que se concentra en cereales como el trigo, la cebada y el centeno, y en menor cantidad en la avena.

Quienes padecen la enfermedad han formado grupos de apoyo para solicitar al gobierno y a la industria alimenticia nacional que tal como ocurre en otros países los comestibles incluyan en sus etiquetas la leyenda “No contiene gluten”, con el fin de que los pacientes con EC puedan consumirlos con seguridad.

En 2006, Óscar Hernández Hernández quien podría ser considerado como el primer celíaco de México, pues fue diagnosticado con la enfermedad hace 35 años inició una campaña para que las personas que tengan problemas con el consumo de gluten puedan acudir al INCMNSZ, uno de los pocos hospitales en el país que tienen un protocolo para diagnosticar este mal.

“Hace tres años, cuando mis problemas con la EC crecieron, me di a la tarea de investigar todo sobre la enfermedad celíaca, y así nació http://www.celiacosdemexico.org.mx, portal donde cada día hay más y más gente que busca información sobre el caso”, comentó Hernández, quien hace unos días salió de un hospital luego de pasar quince días bajo tratamiento médico.

“En estos momentos estoy pasando por una etapa difícil, porque la celíaca no quiere ceder, por lo tanto comienza ya a causar estragos. El 13 de mayo llegué a Nutrición con un cuadro severo de diarrea; me tomaron muestras de sangre y determinaron ingresarme para hidratarme. El potasio había bajado considerablemente. La creatinina se había elevado y, por consiguiente, mi riñón sufría los efectos. Me hidrataron toda la noche, pasando dosis de potasio para corregir mis achaques. Al día siguiente me dieron de alta, por lo que regresé a mi casa, con la promesa de que regresaría para seguir con los estudios y checar el nivel de electrolitos.

“Sin embargo, la diarrea se intensificó y un día después regresé a Nutrición, donde ya me esperaban pruebas de sangre. En los resultados, la creatinina se elevó de 1.8 a 2.3, mi nivel es de .9, lo cual es demasiado alto. Comenzó la hidratación de nuevo. Ya había sangrado en las evacuaciones por lo que imperaba saber de dónde provenía.

“Me practicaron una endoscopía y una colonoscopía. Pero faltaba ver el yeyuno y el duodeno, por lo que se programó una esteroscopía, prueba que lleva tres años en nuestro país y que tiene algunas complicaciones. En 2006 me la practicaron y como consecuencia tuve una perforación en el intestino que me trajo como resultado que me cortaran ocho centímetros del mismo. Consciente de las probables consecuencias, autoricé la prueba.”

Hernández salió del hospital con las huellas de la pelea que libró durante 15 días.

Tez pálida; un parche en el cuello del lado derecho, donde le colocaron un catéter, y ambos brazos con hematomas, por el suministro de medicamentos o la extracción de muestras de sangre pero con la fortaleza de mantener su lucha contra la enfermedad y la esperanza de conseguir que las autoridades apoyen la causa de los miles de celíacos en todo el país, es decir, que exhorten a las compañías de alimentos para que al igual que ocurre en Europa o países de Sudamérica los productos alimenticios se preparen con recetas especiales, sin gluten, y que sus etiquetas lo mencionen.

Anuncios

2 comentarios el “Excélsior abre su espacio a los Celíacos

  1. Querido Oscar, la ilusion estimulan mi necesidad de transmitírtelo, es maravillosos (!)

    Vamos México, España levantense (!) somos la voz (!) saquen su reivindicacion… acaso no se dan cuenta ?

    Sueño que me despierto …mi niña es una estrella que brilla,que vive como los demas, que sale como los demás, que vive como los demás…

    Siendo ella una niña la vida del celiaco era complicada, muchos enfermaban, limitaban su vida, comían, no comían, leían etiquetas, reivindicaban, difundían…el colectivo entendió que solo en “masa” “unidos en el grito” “en la exigencia del que puede , pudo y podrá alcanzar los objetivos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s