Una historia gráfica y real, similar a la mexicana

Nahuel Pérez Biscayart, que acaba de ganar la Beca Rolex por 25 mil dólares y una estadía para estudiar en Nueva York, padece la enfermedad desde hace 10 años y cuenta cómo es la odisea de vivir en la Argentina sin comer gluten.

Al actor le diagnosticaron la enfermedad celíaca hace una década, cuando tenía 12 años.

“Era muy, muy bajito y pensaron que podía ser un problema hormonal, pero me hicieron los análisis correspondientes y resultó que no era así. A los seis meses que seguía sin crecer, una endocrinóloga me mandó a hacer más estudios ´por las dudas` y los anticuerpos de la celiaquía me dieron todos positivos”, contó a Perfil.com.

Desde ese momento, Biscayart vive una hazaña tratando de sobrevivir día a día sin consumir gluten, que es una proteína que está presente en cereales como el trigo, la avena, la cebada y el centeno (TACC).

“La cultura argentina es muy farinácea, comemos todo el tiempo trigo; y por eso es muy complicado para un celíaco alimentarse en la calle, en lugares de concentración masiva de gente como terminales, shoppings o estaciones de servicio en la ruta”, dice con la resignación de quien está acostumbrado a lidiar con esas dificultades.

Recién llegado de Alemania, donde estuvo quince días actuando, cuenta que quedó sorprendido por la importancia que le dan en ese país a los enfermos celíacos, sobre todo respecto a los productos específicos sin gluten:

“Es impresionante la cantidad y la variedad de productos que hay en Europa. Incluso convirtiendo los precios, la comida para celíacos es más barata que acá. En todos los supermercados hay una góndola para celíacos”.

Perfil.com entrevistó al actor en un bar céntrico de la Capital Federal y confirmó lo difícil que resulta conseguir comida en una ciudad que excluye por omisión.

Ante el pedido del joven que pretendía merendar, la moza enumeró una por una las opciones: tortas, sándwiches, tostadas,  medialunas de grasa, de manteca y alfajores de maicena. Nada de todo eso es apto para un celíaco. Así que Nahuel tuvo que conformarse con una limonada. (Ver video, tarda demasiado en cargar, pero si lo pueden escuchar, es un buen testimonio)

Vea además el especial sobre celiaquía de Perfil.com.  (está de lo mejor)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s