Se multiplican por diez los casos de niños celíacos, en los últimos cinco años

La celiaquía, una alteración crónica en el intestino delgado que ocasiona una intolerancia permanente al gluten, es una enfermedad que se ha convertido en un problema de salud pública, según los parámetros que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que en la actualidad en Córdoba y también a nivel nacional se detecta un caso por cada 150 personas nacidas.

El jefe de sección de Gastroenterología y Nutrición Infantil del hospital Reina Sofía, Francisco Sánchez Ruiz, señaló que este complejo sanitario diagnosticó alrededor de unos cincuenta nuevos casos de celiaquía el pasado año en menores de 1 a 14 años, a los que se sumarían los que se detectaron en el hospital Infanta Margarita de Cabra, que también cuenta con una unidad específica para esta enfermedad.

El doctor Sánchez Ruiz explicó que el auge de la enfermedad se refleja en el dato de que en los últimos cinco años el número de afectados se ha multiplicado por diez, al ser la prevalencia cada vez mayor, ya que en el año 2002 había un celiaco por cada 1.500 nacidos y el pasado año se detectó esta patología en una de cada 150 personas. Con esta proporción, en la actualidad, estén diagnosticados o no, habría en la provincia entre 4.000 y 5.000 personas con celiaquía.

El jefe de Gastroenterología Infantil del Reina Sofía indicó que el hecho de que cada vez en los hospitales se efectúen mejores diagnósticos está influyendo en que haya más personas que saben que padecen la enfermedad. Francisco Sánchez apuntó que el hecho de que la celiaquía tenga una sintomatología muy diversa complica mucho su detección.

El primer paso para diagnosticar la enfermedad es realizar al posible afectado un análisis de sangre (ver gráfico), en el que se comprueba si aparecen anticuerpos positivos del gluten, que desencadenan el mecanismo productor de la enfermedad.

Si es así, el siguiente paso sería la realización de una biopsia intestinal, que para el doctor Sánchez Ruiz, es “el método de oro” para el diagnóstico de esta patología. La biopsia se hace por vía endoscópica, tomando tres muestras en sitios diferentes.

Si la biopsia muestra compatibilidad con la enfermedad, se le practica al niño y a su familia un estudio para ver si tienen el antígeno HLA DQ2 y HLA DQ8. El 95% de los enfermos celiacos tiene el antígeno HLA DQ2 y el otro 5%, el HLA DQ8, pero ser portador de uno de ellos no supone ser celiaco, pues el 30% de la población puede ser portador del HLA DQ2 y, de esos, solo una proporción pequeña va a padecer la enfermedad.

Fuente: Diario de Córdova

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s