Es cuestión de enfoques. Una dieta sin gluten es saludable para todos

Qué curiosas y coincidentes resultan las cosas. Ahora que los Celíacos de México estamos organizando la concentración para el próximo lunes, que buscamos que los medios de comunicación nos abran espacios, las instituciones de salud bombardean con sus boletines de prensa sobre enfermedades, todas, relacionadas con la Enfermedad Celíaca y a éstas sí les dan espacios completos en los diarios mexicanos. No es reclamo, es solamente cuestión de enfoques.

Y si no me creen nada más échenle un ojo a estas notas de los últimos tres días:

“Considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un problema de salud pública, el insomnio tiene un impacto negativo en la vida de las personas. Este padecimiento provoca baja productividad laboral o escolar, así como irritabilidad, falta de concentración, dificultad para memorizar e, incluso, depresión. Se estima que a nivel mundial lo sufre el 30% de la población adulta, entre los 18 y 60 años de edad. Estudios realizados por el INEGI demuestran que en México aproximadamente 15 millones de personas padecen este trastorno del sueño, por lo que el Instituto Mexicano del Seguro Social otorga cerca de 2 mil consultas anuales a esta dificultad para dormir.”

O esta otra:

“Investigadores descubrieron que en las comunidades donde existen muchos restaurantes de comida rápida y tiendas abiertas las 24 horas, las tasas de obesidad y diabetes son mucho más altas que en áreas donde se tiene más acceso a mercados que venden frutas y vegetales frescos, así como restaurantes donde se venden comidas completas. “Las implicaciones son realmente dramáticas”, señaló Harold Goldstein, autor del estudio y director ejecutivo del Centro de California para la Defensa de la Salud Pública (CCPHA, por sus siglas en inglés). “Estamos viviendo en una jungla de comida chatarra, no deberían sorprendernos los altos índices de obesidad y diabetes”.

Y qué decir de ésta:

La diabetes y la obesidad en México se han incrementado a la par de la ingesta de alimentos industrializados “light”, que han irrumpido en el mercado para consumidores preocupados por la salud y la apariencia física, advirtió la especialista Amanda Gálvez Mariscal. La coordinadora del Programa Universitario de Alimentos (PUAL) lamentó que haya cambiado la dieta tradicional de tortilla y frijol, ricos en fibras, por comestibles tratados con productos químicos con la pretensión de reducir la ingestión de calorías, por grasas o edulcorantes, sin conocer los efectos en la salud.

Y una más:

Un estudio de un grupo de niños que sufrían ataques epilépticos diarios ha confirmado los beneficios de una dieta pobre en carbohidratos para prevenir ese tipo de episodios en niños aquejados de epilepsias resistentes a los fármacos. El llamado régimen cetogénico viene empleándose desde los años veinte del pasado siglo para tratar a los niños con esa condición, señala la revista médica británica “The Lancet Neurology”. Se trata de una dieta muy rica en grasas, baja en hidratos de carbono y con una ingesta controlada de proteínas (Gluten, en muchos casos). Aunque no está aún claro cuál es el mecanismo de actuación, se cree que el elevado contenido de grasa y la restricción de los hidratos de carbono imita la respuesta bioquímica al hambre cuando las cetonas, en lugar del azúcar, satisfacen las demandas energéticas del cerebro.

Pero qué curioso, todas relacionadas con problemas de alimentación, que, como dije están vinculadas con la Enfermedad Celíaca y que consisten en cambios de los regímenes alimenticios. Claro si su dieta se les modificara por dietas sin gluten; si los productos se etiquetaran con la leyenda sin gluten o contiene gluten, pues entonces todos sabríamos qué nos estamos comiendo y, júrenlo,
habría menos obesos, diabéticos más controlados, epilépticos más controlados, mejores sueños y rendimiento y dejaríamos de tener una propensión a la desnutrición, donde somos de los primeros lugares en el mundo.

Pero como dije, es cuestión de enfoques

Anuncios

Un comentario el “Es cuestión de enfoques. Una dieta sin gluten es saludable para todos

  1. Las dietas puntuales para varias enfermedades suelen ser beneficiosas para todos, dietas para celíacos, algunas para adelgazar, para problemas hepáticos, en estos casos hacen balance de alimentos y descartan los que no suelen hacer bien.
    Saludos y muy bueno que dediquen un blog a un tema tan específico!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s