Iniciativa de Ley Celíaca propuesta por el PVEM

SESION PÚBLICA ORDINARIA DE LA H. CAMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL MARTES 22 DE FEBRERO DE 2005.

PRESIDENCIA DEL CIUDADANO SENADOR
RAYMUNDO CÁRDENAS HERNÁNDEZ

– A continuación, se concede la palabra a la senadora Emilia Patricia Gómez Bravo, del Partido Verde Ecologista de México, para presentar una iniciativa de reformas a la Ley General de Salud.

– LA SENADORA EMILIA PATRICIA GÓMEZ BRAVO: Muchas gracias, señor Presidente.

En esta ocasión, las senadoras del Partido Verde Ecologista de México presentamos ante este Honorable Pleno la iniciativa de ley, que tiene por objeto, atacar un padecimiento crónico que hasta hoy ha pasado desapercibido por las autoridades sanitarias, pero que por las implicaciones que tiene merece ser atendido a la brevedad. Nos referimos a la enfermedad denominada “celiaquía”.

Existen datos médicos que revelan que la celiaquía era una enfermedad presente en Europa, desde el siglo XI, pero que no fue sino hasta las postineras del siglo IXX, que el pediatra inglés Samuel Gee, describió esta enfermedad y más tarde, en 1950, el pediatra holandés, Dicke, demostró el efecto perjudicial de la ingesta de gluten en el intestino.

La celiaquía es una enteropatía crónica caracterizada por la deficiencia de las paredes del intestino delgado, para absorber y utilizar adecuadamente las proteínas, las grasas, los carbohidratos, los minerales y las vitaminas. Esta deficiencia es provocada por el efecto que las proteínas de los grupos de las prolaminas y glutelinas tienen en los cilios del intestino delgado. A la mezcla de las proteínas individuales de estos grupos comúnmente se les denominan “gluten” y el trigo, la cebada, el centeno, la vena, el triticale, son los granos que lo contienen.

No obstante lo anterior, las proteínas causantes de la celiaquía también se encuentran en una gran variedad de alimentos procesados que aparentemente no guardan relación con los productos que contienen gluten; algunos ejemplos, son los embutidos, los alimentos enlatados, los sazonadores, los aderezos, la mostaza, la goma de mascar, el yogurt con cereal, las mermeladas y los colorantes alimenticios, etcétera.

La Organización de Celíacos de México ha indicado que la ingestión de pequeñas cantidades de gluten de una manera continua puede causar trastornos importantes y no deseables. En pacientes celiacos la dieta sin gluten o, sea, de 0.0 a 0.5 gramos de gluten al día no produce daño alguno, pero el consumo entre 0.5 y 2 gramos de gluten al día provoca cambios importantes a nivel microscópico e inducen a la recaída de síntomas y signos, mientras que con la ingesta de más de 2 gramos al día de gluten, las manifestaciones pueden llegar a ser severas.

Hasta hace poco, se creía que la celiaquía se debía a una alteración del cromosoma “6” y que los familiares de primer grado eran más propensos a contraerla. Sin embargo, los estudios recientes, han demostrado que aunado al factor genético, el medio ambiente y la época de gestación del feto, influyen significativamente en la manifestación de la enfermedad.

Si bien la celiaquía no distingue sexo, edad, ni condición social, existen grupos de población…

(Sigue 3ª. Parte)

… no distingue sexo, edad, ni condición social, existen grupos de población en los que se manifiesta con mayor frecuencia. En éstos se encuentran: los niños menores de seis años de edad, las personas entre 30 y 40 años, las mujeres, los enfermos diabéticos, las personas con síndrome Down, los epilépticos y los gemelos homocigotos.

El celíaco menor de edad generalmente presenta síntomas como diarrea, vómito y distensión abdominal. En casos graves la enfermedad puede provocar desnutrición, retraso en el crecimiento o retardo en el desarrollo sexual. Para el caso de los adultos, los síntomas más comunes son: irritabilidad, inapetencia, debilidad, erupciones en la boca, lesiones en la piel, diarrea sin esteatorrea, fatiga, anemia por falta de hierro, dermatitis herpetiforme, entre otras.

Los síntomas antes enunciados, generalmente son confundidos con una multiplicidad de enfermedades infecciosas intestinales o gastrointestinales, lo que explica que la mayoría de las veces se realice un diagnóstico equivocado y con ello la permanencia y agudización de los trastornos. Esta situación es más frecuente en países como el nuestro, donde no existen cifras exactas de la población con celiaquía, no hay un adecuado tratamiento para la enfermedad y mucho menos una política pública que responda adecuadamente a las necesidades y demandas de los celíacos.

De hecho, ante la falta de interés del sector salud, los enfermos diagnosticados con celiaquía en México unieron esfuerzos para fundar en el año 2000, la Asociación de Celiacos de México. Esta situación nos hace cuestionar el papel que ha desempeñado el sector salud en el cumplimiento de la garantía consagrada en el artículo cuarto de nuestra Constitución.

Resulta inconcebible que en nuestro país no exista difusión sobre la celiaquía cuando en otros países como Argentina que tienen una estructura bien cimentada para atender a los celíacos. En España se ha avanzado más, pues hasta se ha instituido el día 27 de mayo como el Día Nacional de los celíacos, que tiene por objeto informar y conscientizar a la población sobre esta enfermedad.

La falta de atención a esta enfermedad crónica por parte del sector salud, le está generando a la sociedad un importante costo. Si analizamos las estadísticas de las principales causas de muerte por grandes grupos de edad apreciaremos que: las enfermedades infecciosas intestinales ocupan el primer lugar en el grupo preescolar; la desnutrición calórico-proteica ocupa el décimo lugar en el grupo escolar, mientras que la diabetes y la cirrosis ocupan los primeros lugares en la edad productiva. Al respecto cabría preguntarse ¿Cuántas de estas defunciones tuvieron su origen en un mal diagnóstico de celiaquía?

Las estadísticas internacionales señalan que la celiaquía afecta a una de cada mil personas, pero se cree que este número puede estar subestimado. Por ejemplo, se sabe que en Italia una de cada doscientos cincuenta y ocho personas es celíaca; mientras que en Holanda una de cada cuatrocientas sesenta y en Estados Unidos una de cada trescientas padece este mal intestinal. Además debe enfatizar que hay personas con formas latentes de intolerancia al gluten, por lo que a pesar de la predisposición genética tardan años en desarrollar la enfermedad y otras más la padecen sin presentar síntoma alguno.

A la luz de lo anterior y a pesar de que se desconoce el número de mexicanos celíacos, los expertos señalan que en nuestro país entre el cincuenta y sesenta por ciento de la población que padece celiaquía nunca presenta síntomas, por lo que aumenta el riesgo de contraer otros padecimientos como: linfomas, enfermedades autoinmunes, esquizofrenia, esterilidad, hemorragias, abortos, cirrosis, artritis, osteoporosis, cáncer intestinal y en el peor de los casos en el deceso del paciente.

De acuerdo con los especialistas del Instituto Nacional de Ciencias Médica y Nutrición “Salvador Zubirán”, el único tratamiento efectivo es el consumo de alimentos libres de gluten. Ellos también enfatizan que una dieta libre de gluten debe mantenerse de por vida, de lo contrario la salud del paciente se deterioraría irreversiblemente.

Para una persona a la que se le ha diagnosticado celiaquía adaptarse a una dieta sin gluten requiere un cambio de estilo de vida y de sus hábitos alimenticios. En ese sentido, para los enfermos celíacos resulta de vital importancia conocer el contenido nutricional de los productos que consumen, mismo que debe estar señalado claramente en el etiquetado del producto. Sin embargo, las etiquetas son imprecisas al identificar ingredientes que contienen o que puedan contener gluten.

Al realizar una revisión de los productos susceptibles de contenerlo, nos percatamos que sólo algunos productos contienen la etiqueta o la frase “libre de gluten” o “Gluten”. Como puede observarse, esta situación además de restringir aún más la dieta del paciente celíaco hace prácticamente imposible llevar una dieta adecuada, que sería la única alternativa para paliar su padecimiento.

Es por ello que proponemos la adición de una fracción al artículo 115 de la Ley General de Salud, que tiene por objeto establecer la obligación de la autoridad para normar el etiquetado de los alimentos o bebidas o productos que en su composición contengan o puedan contener gluten o alguna de las proteínas de la familia del gluten y que se incluya la leyenda “Contiene Gluten” o “Libre de Gluten”.

De la misma forma, las reformas al artículo 212 de la Ley en comento se llevan a cabo para hacerlo corresponder con la adición ya antes mencionada.

Consideramos que la propuesta presentada es relevante toda vez que proporciona el marco legal para que los celíacos puedan adquirir productos que indiquen si son libres o no de gluten. Esta reforma tendrá un impacto positivo en los pacientes celíacos porque les ayudará a llevar una dieta estricta, además de que reduciría los costos en que incurre la sociedad para liberar recursos que se destinarían al tratamiento de otras enfermedades que la celiaquía origina y que podrían prevenirse.

Por esto es el caso que presentamos ante ustedes el decreto mediante el cual se reforma diversas disposiciones de la Ley General de Salud y en vista de que está publicado en la Gaceta Parlamentaria solicitamos a la Mesa Directiva la inserción en su totalidad en el Diario de los Debates, y por su atención muchas gracias.

-EL C. PRESIDENTE FERNANDEZ DE CEVALLOS RAMOS: A usted, señora Senadora, y por supuesto que se insertará en el Diario de los Debates íntegramente, además de ordenarse que se turne a las Comisiones Unidas de Salud y Seguridad Social; y de Estudios Legislativos, Segunda.

Anuncios

Un comentario el “Iniciativa de Ley Celíaca propuesta por el PVEM

  1. Pingback: Este lunes todos los celíacos a Concentranos frente al Caballito | Celiacos de México

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s