¿Por qué no irse a otro país?

Dentro de estas pláticas realizada en la escuela de Periodismo, dos preguntas llamaron mi atención: ¿Por qué si las condiciones no están dadas en México para que tú tengas una vida mejor, no te vas a otro país donde las haya y tengas a tu alcance productos que puedas comer sin riesgos, como en México? ¿Hasta dónde quieres llegar o qué esperas de la sociedad con este trabajo que realizas?

Y la respuesta fue inmediata, consciente de que la primera de la preguntas me la había hecho en muchas ocasiones yo mismo. Es más, entre mi propia familia había salido al tema y una amiga de Argentina, incluso, se había ofrecido a conseguirme casa habitación en Buenos Aires, en la capital federal, como le llaman allá.

Pero mi respuesta, como digo, fue la misma que yo me había dado en esas tantas ocasiones:

Para mi resultaría de lo más cómodo; ya no tendría que lidiar ni con los medios, ni con las autoridades, ni con los legisladores, ni con gente que dice dedicarse a ayudar a los celíacos de México, pero que sólo busca el lucro o el realce a través de falsas promesas y a cambio de una “cuota” por tener el “privilegio” de la información requerida para ellos.

De esa forma yo viviría quizá en mejores condiciones y erogaría menos dinero en mi tratamiento y mi comida.

Pero entonces cambié mi respuesta por otras preguntas:

¿Y el resto de los celíacos qué? ¿Quien los va ayudar a ellos? ¿quién va a canalizar esas inquietudes? ¿quien se atreverá a acudir a las puertas de las oficinas de los senadores, de los diputados, de las autoridades de la Secretaría de Salud? si en este momento el único que lo hace soy yo.

Sé que mi tarea, es como estar dando “palos de ciego”, porque como no hay eco ni entre los mismo celíacos, pues pocos te toman en cuenta, pero ese granito de arena que pongo por ayudar a quienes se acercan a este blog y piden orientación, aunque sea para solicitar unos pocos de búlgaros, o una dirección para comprar productos aptos o una simple “palmadita en la espalda” que les diga, somos más con ese problema, es valiosa.

Por eso no me voy a otro país. Yo no trabajo para mi, porque yo, como quiera que sea ya pasé, ya viví, ya lo vivo; ya lo sufrí, ya la sufro; tengo 51 años y 32 de ellos los he vivido en las peores condiciones por no tener la información que hoy esta recopilada en este espacio.

Es para los que vienen, para los hijos de nosotros, para los hijos de nuestros hijos y para todas las futuras generaciones, para quienes debe servir este trabajo que realizo y que emprendo.

Es para ellos para quienes debemos sentar las bases y que no padezcan lo que hemos vividos tantos celíacos de hoy.

Ya lo vemos con aquellos padres actuales que tienen a sus hijos en condición de Enfermedad Celíaca (EC) y que comienzan a tener productos a su alcance, como los de Kvalitet, que nos brindan calidad y atención, y que constantemente nos piden interacción o se las ofrecemos con las experiencias de los mismos celíacos y que hacen más por atendernos mejor.

Es gracias a este trabajo que se despierta de ese letargo a mucha gente y a integrantes de la sociedad que saben que pueden ayudar, pero que nadie se los dice o se los hace ver.

En otro país, yo viviría bien, quizá mejor que como ahora en México, pero me pregunto ¿estaría yo satisfecho de ver como los niños, los jóvenes, los viejos de México, seguiría sufriendo por no tener esa posibilidad de salirse del país, que, como nos dijo María en su visita a México, “Es un infierno para los mexicanos”. Creo que no se vale.

La joven estudiante sonrió y guardó silencio.

Pero les decía que otro compañero de la misma clase había preguntado que a dónde quería yo llegar y qué respuesta esperaba de la sociedad con este trabajo. Si me lo permiten se los platico en el siguiente post…

Anuncios

4 comentarios el “¿Por qué no irse a otro país?

  1. Jesús y Loli: gracias por su comentarios. esto es parte de los que deberíamos estar haciendo muchos mexicanos, pero bueno, me congratulo por el hecho de que vayamos avanzando como comunidad… Ahora mismo subo un artículo de lo más interesante que me mandaron de España, lo divido en varias partes, es demasiado largo, pero da datos que, por lo menos para mí, son buenos… Ustedes también realizan una labor muy interesante desde su trinchera, y esta es la forma en que podremos avanzar…

    Un brazo desde México:

    Óscar / Celíacos de México

  2. Hola:
    Me da gusto saber que tu ánimo no desiste a pesar del infortunio. Tu labor social no tiene precio. Saludos y un abrazo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s