Clama solidaridad una ciudadana argentina con Enfermedad Celíaca

Hay cosas de la vida que hay que compartir, porque como a Griselda, una señora de Argentina, a muchos debe pasarles con los profesionales de la medicina que tenemos.

Ella nos escribió un comentario en uno de los post, comentario que he querido sacar para publicarlo independientemente de esa entrada, dado que es una experiencia que no sólo a los celíacos debe interesarnos, sino a la propia comunidad médica de todo el orbe, para ver si de esa manera le ponen más atención a este padecimiento que cada día, se descubre, afecta a más y más ciudadanos.

Ya le pasó a un amigo de España que hizo a un lado la lucha que mantenía porque después de muchos años de decirle que era celíaco, resultó con un padecimiento diferente. Willie sigue trabajando en su salud, pero con ese resentimiento que le da una persona porque los médicos no son capaces de poner en práctica a lo que se comprometieron: dar su vida por el prójimo.

Este es el comentario de Griselda:

“Tengo 56 años, soy argentina, tengo 3 hijos; el menor celiaco, se lo descubrió un médico clínico cuando tenía 1 año y 2 meses. Desde entonces vivió sano con la dieta estricta, hoy tiene 27 años.

“Mi padre murió hace 7 años, siempre sufrió poblemas gastrointestinales, úlceras; con los años se fue complicando y murió con una gran depresión. Ahí ya afectó su corazon, pero los médicos nunca le hicieron los estudios por celiaco.

“Yo toda mi vida sufrí al igual que él de los mismos problemas, mi gastroenterolo, que me atendió 24 años, cuando le decía que tenía un hijo celíaco, me decía que yo no tenía esa enfermedad, lo negó siempre y nunca me hicieron algun estudio.

“Hace 6 años mi estado de salud era muy malo, vivía vomitando, llegué a bajar 1 kilo por día. Ahí hice la dieta yo sola, pero mejoré algo, no mucho.

“Viajé a La Plata y fui al hospotal San Martín. Me atendieron muy bien, me hicieron muchos análisis, al mes me entregaron los resultados: ¡soy celiaca!, pero no tengo el grado,
porque, como dije, yo ya estaba haciendo la dieta, pero el médico que me atendió me dijo que debido a los malos diagnósticos anteriores, me higado y toda la parte digestiva quedó afectada para siempre.

“Así que yo vivo muy mal, porque muchos alimentos, que los celíacos pueden comer, a mi me hacen mal, yo en mi casa me puedo hacer mi dieta, pero por mi trabajo debo viajar y realmente es muy poco lo que hay para personas como yo y los demás celíacos; me siento como discriminada.

“Tengo 3 hijos; me dijeron en el hospital que todos pueden ser celíacos; que se efectúen los estudios pero no quieren. Ahora tengo una nieta de 11 meses, que aparentemente es celíaca, pero la madre -mi hija-no quiere entender que esta enfermedad hay que tratarla.

“Sé que lo mio no tiene solución, pero quería contarles el infierno que he vivido y el padecimiento que se vive por no conseguir los alimentos.

“Me gustaría me respondan, SE LOS VOY A AGRADECER MUCHO”, concluye Griselda

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s