Hasta las moronas hacen daño

Gilberto Molina Arcos
El Universal

Sábado 26 de mayo de 2007

La dieta de un celiaco se limita a carnes asadas o hervidas y alimentos naturales libres de los cuatro cereales que les afectan. En apariencia es tan sana que sería la envidia de las aspirantes a modelos y de las jovencitas obsesionadas con la talla. Sin embargo, el precio que suelen pagar es muy alto.

Algunos no toleran los lácteos, no hay permisos para pastelillos o panes convencionales, helados y cervezas, entre otros productos. Un día de tranquilidad implica repetir la disciplina al día siguiente, y al siguiente.

Además de hacer a un lado los productos que contienen gluten, deben evitar la posible contaminación cruzada, aún con los alimentos que les están permitidos.

“Si compras carne y esa carne la cortaron en una tabla donde hay rastro de gluten, por mínimo que sea -así se trate de moronitas- nos afecta. Eso se llama contaminación cruzada”, explica Óscar Hernández, de 50 años, y con la enfermedad desde los 17.

María Teresa Rull es nutrióloga, asesora independiente, chef y celiaca. Ella padece el mismo dilema, que en ocasiones los demás no entienden.

“La gente te ve como marciano cuando tu llegas a un restaurante y volteas la carta de arriba abajo y dices ´¿qué podré pedir?´, aunque se molesten los meseros”, lamenta.

Óscar y María Teresa han dejado de ir a fiestas para no tener que preguntar el menú a los anfitriones o pedir platillos especiales, cuya preparación deben vigilar escrupulosamente.

Se han vuelto expertos en todo lo que se relaciona con su padecimiento al grado de que hoy dan consejos a otros celiacos. Pero al inicio es una cruz demasiado pesada para cargarla solo.

“La persona que tiene esta enfermedad necesita asesoría profesional y un tratamiento sicológico, porque no es fácil vivir así”, agrega María Teresa.

Los sicólogos, sin atacar de fondo la enfermedad, son un bálsamo ante el desconocimiento y la indiferencia de otros personajes, ellos sí, directamente involucrados.

Anuncios
de Oscar Hernandez H Publicado en Gluten

6 comentarios el “Hasta las moronas hacen daño

  1. Este mail es para felicitarla por la exposicion tan humana de la licenciada Rull, me gustaria tener su mail para intercambiar informacion. Mariana Ortiz lic. nutricion

  2. Ví a la nutriologa tere Rull, en el prog de tv, y me gustó mucho si manera de explicar las cosas, quisiera su mail, para obtenr información, padezco obesidad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s